Call of Duty

La escena e-Sports de Call of Duty está más viva que nunca

El videojuego creado por Activision, Call of Duty, sigue creciendo y teniendo más importancia en la escena de deporte electrónico de nuestro país. Lo cierto es que nunca ha dejado de tener importancia pero no hay que negar que aún le falta ese boom para asentarse de una vez por todas.

Call Of Duty es un juego que vende millones de copias a lo largo del mundo y dentro del deporte electrónico es muy popular. Hace aproximadamente tres o cuatro años, era uno de los cuatro títulos e-Sport más importantes de la industria. Poco tiempo duraron cuando nacieron juegos como Heroes of the Storm, Hearthstone y Overwatch, que le han ido quitando algo de protagonismo al shooter de consolas más famoso. Todo esto sin olvidar el gran crecimiento que han tenido League of Legends, Counter-Strike : Global Offensive o Dota 2.

Fijándonos en la historia del videojuego en deporte electrónico, podríamos decir que sus mejores años fueron con Call Of Duty Modern Warfare 3, Call Of Duty Black Ops 2 y ahora con Call Of Duty Black Ops 3.

Ediciones como Call Of Duty Ghosts, hicieron mucho daño a una escena que estaba en pleno auge con Call Of Duty Black Ops 2. Call Of Duty Advanced Warfare fue un buen juego,si, pero no logró cuajar tanto como los anteriormente nombrados.

A continuación haremos un breve repaso a la comunidad de Call Of Duty a nivel global y por supuesto, a nivel nacional.

Antes de que existiese la Call Of Duty World League, el continente europeo y americano estaban prácticamente separados en cuanto a competición se refiere. En Estados Unidos, todos los clubes tenían la posibilidad de participar en MLG Pro League, de Major League Gaming, además de UMGEvents, una organización que se dedicaba y dedica a celebrar eventos puntuales de Call Of Duty. En estos eventos participaban los equipos americanos más importantes y en función de cómo quedasen, conseguían puntos que se sumaban en la liga de Major League Gaming.

En Europa, el equivalente a Major League Gaming era Gfinity, una organización que dio un golpe encima de la mesa en su primer año en activo. La empresa londinense consiguió crear la liga europea más importante del continente. Añadir también que no había otra liga europea que le hiciese sombra a Gfinity.

Por aquel entonces, ambos continentes coincidían sólo en el mundial de Call Of Duty en Los Ángeles, ESWC en Francia y en algún que otro evento puntual de Gfinity (Esto fue en sus comienzos, hasta que decidieron crear la liga europea.).

Viendo cómo estaba funcionando el programa competitivo por aquellas fechas, Activision, se dio cuenta que tenía que invertir mucho más en un sector que podía dar más de si. Es por ello que el año pasado Activision comenzó con su revolución personal. El primer movimiento fue fichar a Mike Sepso, fundador de Major League gaming y Steve Bornstein, director general de NFL y NFL Networks.

El segundo movimiento y como era de esperar, compraron todos los activos de Major League gaming por una cantidad cercana a los 75 millones de dólares. El objetivo de este movimiento fue muy claro; “Queremos ser el ESPN del deporte electrónico”. Posteriormente anunciaron la Call Of Duty World League, una liga mundial que contaba con una liga en Estados Unidos, una en Europa y otra en Australia. Los continentes que quedaron excluidos, tendrán acceso al mundial mediante unos clasificatorios.

giacwll

Este movimiento no nos sorprendió mucho porque ya se veía venir, pero lo que si sorprendió es que la producción de la liga la llevase a cabo la ESL, en lugar de Major League Gaming. Esto es algo que a día de hoy no se entiende.

Teniendo en cuenta que MLG pertenece ahora a Activision Blizzard, no sería descabellado pensar que dicha organización se podría convertir en el referente mundial si lograsen tener exclusividad en los grandes torneos y ligas de los principales títulos e-Sport de ACTVI.

Hablando de nuestro país, en España tenemos mucha suerte de contar con una organización como la Liga de Videojuegos Profesional, una liga que lleva desde 2006 luchando para los e-Sports en España sean una realidad y sean conocidos por gran parte de los españoles a día de hoy.

LVP decidió lanzar la División de Honor, una liga con una duración de seis meses. Dicha liga se compone de seis meses de fase regular, donde dentro de esos meses hay tres sprints y una vez termina, los ocho primeros equipos se ven las caras en Gamergy, el evento de e-Sports más importante de España.

Todavía recordamos con ojos llorosos pero llenos de orgullo y satisfacción cuando el Call Of Duty era seguido apenas por mil personas a través de internet y a día de hoy son miles de personas las que visitan el evento presencial y las que lo siguen por internet.

La División de Honor ha hecho mucho por el deporte electrónico en nuestro país. Este producto ha permitido y está permitiendo poco a poco la profesionalización del sector, facilitando a los jugadores un calendario de competición lo más regular posible y que estos puedan ganar premios económicos como recompensa por el gran trabajo realizado durante todo el año.

Pero no nos engañemos, aún queda mucho por hacer. Todo lo que se ha hecho hasta ahora ha sido magnífico pero aún queda mucha carrera y muchos obstáculos para el deporte electrónico sea considerado deporte en nuestro país y que el Call Of Duty en España sea más rentable para ligas, clubes y jugadores. Esto último se está cumpliendo poco a poco debido a la incursión de nuevas y grandes marcas convencionales que ven el sector como una nueva vía de comunicación hacia un target que llevan tiempo buscando.

 

Previous post

Comienza ESL One Cologne 2016

Next post

Top de los mejores héroes para la Arena de Hearthstone

Nozomi39

Nozomi39