Más e-Sports

Pokémon GO, la revolución del competitivo social en los videojuegos

Pókemon GO no ha salido de manera oficial al mercado, pero ya hay miles de personas que están por las calles de todo el mundo recorriendo kilómetros únicamente para cazar Pokémon. Durante los últimos años, la sociedad ha ido generando una dependencia sobre el smartphone que en Nintendo han sabido aprovechar muy bien. Casi todos vamos con el móvil encendido y viendo algo, ya sea las redes sociales o incluso jugando a algo. ¿Y si te dijeran que ahora puedes ser el Ash Ketchup con el que has soñado ser toda tu vida?

La idea es muy sencilla: la primera generación de Pokémon ha llegado a la Tierra y es tu oportunidad de hacerte con todos y demostrar que eres el mejor entrenador. ¿Cómo hacerlo? Móvil en mano, GPS activado y con la batería dispuesta a ser devorado en cuestión de escasas horas, nos lanzamos a la calle en busca de estas criaturas que marcaron un antes y un después en las vidas de muchos. Nada más arrancar personalizamos a nuestro avatar (con pobre personalización) y le ponemos un nombre. Acto seguido, nos saldrá el mapa de nuestra ciudad. Adiós Google Maps.

Como si fuésemos el sónar de un submarino, rastrearemos la zona en busca de los Pokémon. ¿Encontraremos a los 150 sin necesidad de movernos de casa? NO. A nuestro alrededor habrá unos cuantos de ellos, pero si queremos conseguir más tendremos que movernos. Los combates contra pokémon salvajes se han visto reducidos a la primera aparición del profesor OAK. Ahora somos nosotros los que lanzamos la pokéball sin tener que debilitar al pokémon salvaje en combate.

Los primeros en aparecer serán los tres que todos conocemos: Bulbasaur, Charmander y Squirtle. Hay una forma de conseguir a Pikachu como primer pokémon, teniendo únicamente que alejarnos de la zona donde han aparecido los otros tres. Tras un rato daremos con él, siendo el primero en unirse a nuestra colección. Las pokéball, elemento fundamental, las conseguimos en las poképaradas, lugares destacados de nuestra ciudad. La mayoría, por lo menos en mi caso, son grafitis de comercios o lugares que destacan frente al resto, pero también podemos encontrar colegios o plazas importantes.

Estas poképaradas están repartidas por toda la ciudad y son los puntos donde conseguimos los objetos. También nos pueden soltar pociones, revivir o incluso huevos. Aquí es donde entra en juego nuestra primera interacción con la realidad aumentada. Pero donde realmente veremos este concepto explotado al máximo será en el momento de cazar a los pokémon. Utilizando la cámara del móvil, veremos aparecer los pokémon en medio de la calle, algo que de primeras llama mucho la atención. Para aquellos que no quieran apuntar a la nada, está la opción desactivar la realidad aumentada, apareciendo el típico césped alto de los juegos.

Pokémon GO, la revolución del competitivo social en los videojuegos

Pero, ¿dónde están los combates pokémon? ¿Dónde está la esencia competitiva del juego? A medida que vayamos capturando pokémon y descubriendo poképaradas iremos acumulando experiencia que nos hará subir de nivel. Una vez lleguemos a nivel 5 conseguiremos desbloquear los gimnasios pokémon. Aquí no hay que reunir medallas para desafiar a un Alto mando, aquí los combates son competitivos contra gente “real”. Aunque esta idea de “real” hay que cogerla con pinzas.

Cuando visitamos nuestro primer gimnasio se nos da la opción de unirnos a un equipo, el equipo Instinto (amarillo), Valor (rojo) y Sabiduría (azul). Los gimnasios son clubes controlados por un representante de estos equipos. Nosotros mismos podemos ser ese líder de gimnasio. Si creemos que estamos capacitados para enfrentar a nuestro pokémon contra un club rival, tan solo tendremos que acercarnos y el combate comenzará. Los combates aquí son muy diferentes, siendo más directos y sin componentes de combates por turnos.

Los pokémon tienen dos ataques, uno básico que no consume energía y otro que sí lo hace (varía según el ataque y el pokémon). Este ataque secundario es más potente que el básico, pero requiere que pulsemos la pantalla durante unos segundos para realizarlo. Los ataques básicos se hacen dando toques a nuestro pokémon, que comenzará su ataque de manera indiscriminada contra el rival. Pero cuidado, por el enemigo también ataca y puede debilitarnos a nuestros pokémon. Para evitar que esto ocurra podemos esquivar sus ataques deslizando el dedo a derecha o izquierda, para que nuestro pokémon haga ese látigo tan útil en la serie pero que nos desilusionaba a todos en el juego.

Pokémon GO, la revolución del competitivo social en los videojuegos

Los combates en los gimnasios nos sirven para conseguir recompensas de experiencia importantes, además de otros objetos. Si ganamos podremos dejar a nuestro pokémon en el gimnasio para defenderlo de equipos rivales. Cada vez que gane conseguiremos una pequeña recompensa, por lo que es muy importante trata de conseguir tener un pokémon en un gimnasio. Por supuesto, y como no podía ser de otra manera, Pokémon GO cuenta con microtransacciones que harán temblar los bolsillos de los más aficionados, pero que les permitirá conseguir objetos más rápidamente que el resto.

Pokémon GO tiene muchísimo potencial, solo hay que comprobar la cantidad de gente que juega aún sin haberse lanzado de manera oficial en medio mundo. Su componente competitivo, lejos de convertirse en un e-Sports de referencia, sí puede convertirse en un fenómeno competitivo social, en el que haya una mayor interacción entre los jugadores. Está por ver cómo serán los eventos importantes, donde en principio saldrán los pokémon legendarios. Se pueden pensar muchas formas de hacer crecer Pokémon GO, como añadir una Meseta Añil en las ciudades más importantes o las transferencias entre entrenadores, el factor social más importante en los juegos originales. No habrá que perder de vista Pokémon GO durante esta primera etapa para ver cómo evoluciona y en qué acaba convirtiéndose.

Previous post

La red social más usada por clubes y jugadores españoles es Twitter

Next post

Top 10 juegos que más dinero han repartido en torneos

Carlos Aguado

Carlos Aguado